Domingo 14 de Julio de 2024

29 de mayo de 2024

La Pampa:Un comerciante de Rancul fue condenado por amenazar a una docente que estacionaba frente a su despensa

Un despensero de la localidad de Rancul fue condenado a un año de prisión en suspenso -es decir, no irá preso- por amenazar a la docente de un colegio y golpear con un hierro a un hombre. El fallo fue firmado por el juez Alejandro Gilanderghi.

La situación se desencadenó frente al Colegio Élida Salas, sobre la calle Maipú, de Rancul. Enfrente de la institución educativa, el ahora condenado, de 35 años, tiene una despensa. Desde hace un tiempo, hay una disputa entre docentes y el despensero por cómo se estacionan los vehículos.

En ese marco, el 15 de diciembre de 2022, a las 11.40 horas, una de las docentes estacionó su automóvil Peugeot 208 frente al ingreso principal del colegio, precisamente sobre la vera norte de calle Maipú, entre calles Hipólito Yrigoyen y Alvear. “Instantes después, el imputado (…) estacionó su rodado tipo furgón color blanco delante del vehículo de (…), y le ocasionó daños en el sector frontal del mismo, descendió de su vehículo, la apuntó con el dedo y le manifestó: ‘te voy a enseñar a vos hija de puta’, lo que generó temor en la denunciante”, indica el fallo.

Luego, a las 12.30 horas del mismo día, la docente y su hermano, a bordo de un Volkswagen Gol Trend, regresaron al lugar para observar los daños que poseía el Peugeot. “En ese momento, desde el interior de la despensa que posee frente al colegio mencionado salió el imputado (…), quien vociferó en tono de burla dirigiéndose a (…): ‘¿ahora aprendiste?, ¿qué miras?’”.

En ese momento intervino el hermano de la docente. “Pará loco, basta de estar peleando con las chicas por el estacionamiento, ¿hasta cuándo vas a seguir con estas pelotudeces?”, le preguntó. “¿Te haces el pesado vos también?”, le respondió el despensero.

Inmediatamente el imputado ingresó a su local y volvió a salir con un fierro color negro en una de sus manos, de unos 40 centímetros de largo aproximadamente. “Te voy a matar, hijo de puta”, le dijo, a la vez que lo golpeó con el hierro. Un vecino intervino y separó al agresor. El despensero, luego, con el hierro golpeó y rompió una de las ventanillas del automóvil Peugeot.

El juez ahora condenó al despensero por los delitos de amenazas simples, amenazas agravadas por el empleo de arma, lesiones leves y daño simple, en concurso real (previstos y penados por los arts. 149 bis, 1º párrafo, 1º supuesto, 149 bis, 1º párrafo, 2º supuesto, 89, 183 y 55, todos del C.P.), a la pena de un año de prisión condicional.

El magistrado, además, le fijó una serie de medidas de conducta por dos años. Entre otras, no relacionarse con los dos denunciantes y hacer un tratamiento psicológico, informó Diario Textual. 

COMPARTIR:

Comentarios