Viernes 19 de Abril de 2024

17 de enero de 2024

"el cuento del tío se bancarizo" escribe Dario Pérez Echegaray

A la compleja situación económica y cantidad de casos de estafa o engaños ahora conocí una nueva.

En estos tiempos hemos escuchado, leído o comentado el sinfín de estafas, engaños y demás cuestiones detrás de la gestión de dinero por distintos medios o hasta en persona. La realidad es que muchas veces por confianza, distracción, exceso de información por teléfonos móviles y el stress son los principales culpables de los llamados “cuentos del tío”. Pero en este 2024 hay que presentar otro, que lo viví en primera persona y me parece de los mas crueles que existen.

En mi caso como monotributista es que hace un par de años decidí aceptar el ofrecimiento de un crédito bancario para compra de elementos tecnológicos para trabajo, la verdad que la tasa de interés era importante pero con la incontrolable inflación de la tecnología terminaba siendo normal. Durante varios años cumplí la cuota de la misma, algunas veces con dinero en caja de ahorros para que debite el sistema y otras teniendo que ir depositar.

Cerca del mes de junio de 2023 culmine con las 60 cuotas, si bien eran entre $2800 y $3100 la cuota, o sea un paquete de arroz hoy, fue una alegría y alivio inmenso haber terminado un compromiso con una entidad bancaria y hasta por ahí pensar “ bueno el día de mañana necesito y puedo acudir a la misma por haber sido un cliente que cumplió.” Que ingenuo de mi parte.

Enero 2024, han pasado varios meses en los cuales mi caja de ahorro ya no tiene el debito del crédito porque lo termine, 60 cuotas pagadas y finalización del crédito allá por el mes de junio.  En este mes donde todos vemos nuestra capacidad monetaria super afectada, con subas indiscriminadas de la canasta básica, con el combustible por las nubes o con el dólar subiendo para ahogarnos es que me desayune con que muy amablemente el Banco en el cual opero me notifica que me habían “cobrado mal” unos intereses y que tenia que visitar la sucursal para firmar y acceder a que me debiten mas dinero de mi cuenta.

Me siento totalmente decepcionado por el sistema, ese mismo que parece conquistarte diciendo que la clase media debe tirar del carro para que todo crezca pero por otro lado busca exprimirla hasta en lo ultimo que tienen. La suma de dinero no es mucha, pero si la acción, porque si yo me demoraba con el pago no me entendían que tenia un error en mis ingresos mensuales para afrontar los compromisos contraídos. Quienes estan operando estas estafas, que no son los empleados obviamente, estan apuntando directamente a clases que buscan de una u otra manera crecer, no comprar dolares ni guardar riquezas. 

No quedo otra que firmar un entendimiento de la situación y acceder a que me debiten dinero, que justo tenia y que pensaba que era mío. La realidad es que no tengo certezas hoy, creí en junio que había terminado un crédito bancario pero en enero tuve que pagar, y nadie me puede dar la certeza que en unos meses o años se vuelvan a comunicar para decidirme que me cobraron mal otros intereses y que sino accedo a pagar tendré problemas para operar en el futuro.

Trato de ser positivo, porque vuelvo a decir que el dinero no es mucho, pero si la acción, entonces es como que te desconcierta todo. Porque si estas proyectando algo o comerciante pones dudas de bancarizar tus operaciones, porque terminas siendo un eterno deudor aunque cumplas. A veces pienso en como es que seguimos vivos con semejante presión que tenemos por todos lados.  En fin, creo que me desahogue y ojala pronto veamos que algo mejora.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios