Miércoles 17 de Abril de 2024

18 de enero de 2024

Millonaria empresa recibe 100 millones de subsidios por año

.

Mercado Libre recibe más de USD 100 millones por año de subsidios impositivos del Estado argentino La empresa de Marcos Galperin está inscripta en el régimen de promoción de empresas de la economía del conocimiento y es la más grande del rubro. Militancia en redes, estrategia de negocios y nuevos rubros Marcos Galperin es el empresario más rico de la Argentina y, sin dudas, uno de los más influyentes. Comanda un negocio exitoso que no está exento de críticas, en el país y en el exterior. Su última pelea “tuitera” tuvo una deriva inesperada y seguramente incómoda. Mientras él da batalla en redes contra “peronia” –forma despectiva que usa para criticar a la Argentina gobernada por peronistas– y celebra que Javier Milei haya llegado para “salir de la decadencia y la pobreza en la que nos hundió el populismo”, el propio balance de la empresa muestra que recibe más de USD 100 millones por año en subsidios impositivos, beneficios que le otorga el Estado argentino. El régimen de promoción comenzó con la vieja Ley del Software, que se sancionó en 2004, durante el gobierno de Néstor Kirchner, y tuvo algunas modificaciones hasta la actual ley de Economía del Conocimiento. “Les corresponde, claro. Es un gran empleador del sector, seguramente uno de los más grandes. Pero también es verdad que es el mayor beneficiario y que por alcance y tamaño, como gesto, podría renunciar. Es un régimen al que se adhiere o no”, explicaron desde el sector tech. En 2019, cuando Alberto Fernández ganó las PASO, Galperin fue el primer empresario que lo visitó en su búnker. Cuando salió lo esperaban las cámaras: se sintió emboscado y traicionado por quienes lo habían llevado. En esos meses tuvo que enfrentar una fuerte pelea con Camioneros por temas gremiales en su mega planta logística del Mercado Central y hasta lo investigaron por una supuesta defraudación a la administración pública. Fiscalizó para Cambiemos en la elección general y antes de que asumiera Fernández se volvió a Uruguay. Fue un escándalo, pero hizo escuela y encabezó una suerte de éxodo de empresarios que cruzaron el charco.

COMPARTIR:

Comentarios