Viernes 19 de Abril de 2024

18 de enero de 2024

El gasto público cayó más de 30% el mes pasado

.

Se trata de los primeros datos concretos del ajuste que proclama este Gobierno, recopilados por la consultora Analytica en su Monitor Fiscal mensual. Según ese informe, el gasto real devengado sin estacionalidad disminuyó un 31% respecto de noviembre, y 33,8% en términos interanuales. Precisamente por ser una evolución típica en cada diciembre de traspaso de mando, el monitor suma una comparación relevante: el gasto primario fue 50% menor respecto al primer mes de la gestión de Mauricio Macri y 22% respecto a la de Alberto Fernández, siempre en términos reales. Sin embargo, también es pertinente una aclaración fundamental; la mayor diferencia se concentró en las erogaciones en jubilaciones y pensiones. Es decir, en aquel rubro en el que el nuevo gobierno, más allá de las intenciones futuras que albergue respecto del pago a los jubilados, no tuvo hasta ahora real injerencia. 38,3% y es una de las partidas que mayor “ahorro” generó al Estado tras el derrumbe del gasto en obra pública, que se contrajo casi 70 por ciento. Pero, a diferencia de este último, no existe discrecionalidad a la hora de cumplir con el pago de las jubilaciones, Es decir, que esa caída no es atribuible a la política oficial de ajuste fiscal del actual gobierno sino más bien a la fórmula de movilidad promovida por el gobierno anterior, que todavía está en vigencia, y que no incluye la variación de la inflación en forma directa. También vale aclarar que semejante caída real del gasto en materia previsional incluye los bonos con los que se buscó compensar la pérdida de poder adquisitivo de los haberes mínimos.

COMPARTIR:

Comentarios